Entre lo desconocido, lo prohibido, el histeriqueo y el autodescubrimiento, Call me by your name, es la historia de un amor de verano, en el norte de Italia en 1983 filmada específicamente en Lombardía. Un amor entre un chico de 17 años, Elio y un hombre de unos 25 años, Oliver, alumno extranjero. Basada en el libro homónimo de André Aciman, dirigida por Luca Guadagnino y adaptada por James Ivory.

Timothée Chalamet, que también lo vimos en Lady Bird, interpreta a Elio, un adolescente precoz e inteligente, prodigo del piano y amante de la lectura, hijo único de un padre profesor de arqueología que invita a pasar el verano en su casa, una casona gigante en el medio del campo en el norte de Italia, a un estudiante de posgrado norteamericano Oliver (Armie Hammer). Oliver es fachero, canchero, copado, carismatico, un diez.

La fricción entre Elio y Oliver es instantánea cuando Elio debe abandonar su cuarto para presentárselo a Oliver durante su estadía y lo que parece ser una relación tirante y distante se vuelve paulatinamente en una historia de histeriqueo entre ambos. El primer indicio es cuando Oliver coquetea con las chicas locales, lo cual genera disgusto en Elio, quien a pesar de ello tiene una novia, Marzia.  Entre muchas situaciones de histeriqueo, guiños, señales y todos esos deliciosos malentendidos románticos, se va construyendo esta relación entre ambos que va escalando cada vez mas hasta convertirse en una relación establece por lo que queda del viaje de estudio de Oliver en Italia.

El escenario de Italia ofrece un espectáculo único que embellece aun mas esta historia de amor, una casona gigante, vegetación y arboles frutales, lagos, ríos, bailes en un pequeño pueblo, paseos en bicicletas en arboledas.

La historia de amor tiene fecha de caducidad cuando Oliver debe volver a Estados Unidos, y el golpe del primer desamor de Elio lo deja totalmente destrozado. Una conversación final entre Elio y su padre, sin lugar a duda la mejor y mas importante escena de la película, le confiesa que él tuvo la oportunidad de vivir un amor como el suyo, pero la perdió por cobarde. Le habla a su hijo desde la admiración por haber sido  valiente y honesto con sus sentimientos. Que la vida merece ser vivida, disfruta de todo, hasta del dolor de una ruptura amorosa.

Para el final de la película nos encontramos con dos realidades con respecto a la elección sexual de cada uno de los protagonistas. Por un lado, la vida de Elio con sus padres que para el año 1983 totalmente abiertos y empáticos ante la elección sexual de su hijo. Y Oliver que nos enteramos que va a casarse (con una mujer), luego de un llamado telefónico, reflejando en una frase final sobre la suerte de Elio con su familia, a diferencia de él, si su padre se enterara de su orientación sexual lo matarían.

Merece un Oscar? Para mi no, es una historia simple pero muy hermosa, conmovedora y bellamente enmarcada en Italia, pero no esta a la altura para ganar el premio mas importante del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .